OMINT Trayectoria - Calidez Humana - Calidad Médica
Ingresar Crear cuenta
Newsletter Digital Inicio Contáctenos Preguntas Frecuentes Demo de Cartilla
Inicio / Servicios al Socio / Prevención OMINT / Consejos para la Salud / Consejos de verano
Servicios
al Socio
 
Consejos para la Salud
Consejos de verano
Le acercamos algunas recomendaciones para el cuidado preventivo de su salud y la de su familia.

1. Los chicos y las piletas

Las piletas constituyen un peligro permanente que debe ser siempre considerado.
Para ello le recordamos:

  • Cuando sus hijos estén en el agua o cerca de ella, téngalos siempre bajo observación directa.
  • Siempre deben llevar un salvavidas acorde a su peso cuando no tengan edad suficiente o entrenamiento para nadar seguros. Los salvavidas tipo "alitas" deben tener doble aro, ya que los simples se pinchan con facilidad.
  • En los niños, saber nadar no implica poder manejarse con absoluta seguridad en el agua, por lo que siempre deben estar bajo la supervisión de un adulto.
  • Mantenga la pileta correctamente cercada o cubierta con una lona cuando no está en uso. La cerca debe tener 1,50 m. de alto como mínimo, 12 cm. de ancho entre barrote y barrote, y no debe tener espacios, como por ejemplo el alambre tejido, para que los niños no se trepen. Nunca deje sillas u otros elementos sobre los cuales los niños puedan trepar y pasar la protección. Además, se recomienda que la protección no tenga puerta.
  • Si el cerco tiene puerta, ésta debe estar cerrada con llave, quedando la misma sólo al alcance de los adultos.
  • No deje juguetes llamativos dentro o cerca de la pileta, ya que los chicos podrían intentar alcanzarlos.
  • Mantenga el agua transparente todo el año para poder ver siempre el fondo de la pileta. Éste debe ser el primer lugar donde buscar a un niño si se pierde, y la visibilidad debe ser facilitada por la claridad del agua.
  • Recuerde que el agua es un excelente conductor de la electricidad. Por este motivo, mantenga cualquier tipo de aparato eléctrico lejos de la pileta.

2. Alimentación adecuada

Las altas temperaturas pueden provocar problemas de salud; por ello es indispensable en los meses de calor realizar un alimentación saludable.
  • Es fundamental mantener una adecuada hidratación. Tome abundante cantidad de líquidos durante todo el día, especialmente en horas del mediodía.
  • Los niños y las personas mayores son especialmente vulnerables a los efectos del calor. Insístales para que tomen una importante cantidad de líquidos durante todo el día.
  • Evite comer carnes, vegetales u otras comidas que no hayan sido bien refrigeradas o bien cocinadas.
  • Cocine la carne adecuadamente (bien cocida) y evite comer alimentos crudos fuera de su casa. Lávese las manos antes y después de cocinar alimentos para su familia.
  • En el caso de hacer ejercicio o trabajar al aire libre con altas temperaturas, tome más líquidos que lo habitual. No espere a estar sediento (la sed es una alarma tardía de la falta de líquidos en el organismo). Evite hacer ejercicio en horas cercanas al mediodía.
La Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que entre los factores que inciden en el mal manejo de alimentos, el 56% es por conservarlos a temperaturas inferiores a las necesarias y el 31% por consumir alimentos que permanecieron varias horas sin refrigerar. Por eso, es fundamental prestar atención para mantener la cadena de frío.

3. Cómo protegernos del sol

La exposición sin protección puede llevar a quemaduras dolorosas, envejecimiento prematuro de la piel y mayor riesgo de cáncer de piel. Es particularmente importante destacar que en los últimos años ha aumentado en forma notoria la frecuencia de melanoma y otros tumores de piel.
Por ello le aconsejamos:
  • Evitar exponerse al sol entre las 10 y 16.
  • Utilizar protección solar contra los rayos ultravioletas A y B, aplicándola 30 minutos antes de exponerse al sol y renovando su uso cada dos horas, luego de ejercicios intensos o contacto con el agua.
  • Aplique abundante cantidad de protector solar, de amplio espectro -que proteja contra los rayos ultravioletas B (UVB) y contra los A (UVA)- con FPS (factor de protección solar) 15 o mayor; para pieles muy sensibles (pieles claras, que siempre se enrojecen y nunca se broncean) o exposiciones solares intensas o en la altura, el FPS mínimo recomendado es 30. Cubra toda la piel expuesta. La aplicación debe ser previa a la exposición y deberá renovarse cada 2 horas El factor de protección solar (SPF) mínimo a utilizar deber ser 15 en el caso de adultos, 30 en los niños y superior a 45 en bebés mayores de 6 meses.
  • La protección solar debe utilizarse aún en días nublados.
  • Recuerde que los niños no deben utilizar protector solar antes de los 6 meses de vida, con lo cual evite su exposición directa al sol.
  • En lo posible cubra su cuerpo con ropa clara de trama cerrada y use sombreros de ala ancha para protegerse de los rayos solares.
    Se ha comprobado que el uso de anteojos de sol disminuye el daño ocular producido por la exposición prolongada a rayos ultravioletas A y B.
    Es necesario mantener un alto nivel de cuidado en la salud de su piel.
    Recuerde las siguientes características de los lunares que pueden traer problemas:
    A. Asimetría: una mitad del lunar difiere de la otra.
    B. Bordes: irregulares y poco definidos.
    C. Color: varios colores y diferentes tonos.
    D. Diámetro: mayor a 6 mm. o aumento rápido del tamaño.
  • Las camas solares, cualquiera sea su uso, son perjudiciales para la piel.
    El consejo básico es "puede tomar sol pero en forma prudente".
  • Consulte con su médico por cualquier duda que pudiese tener con respecto a estas recomendaciones.
  • Para ampliar esta información, puede consultar en www.sad.org.ar para ampliar la información.

4. Consejos para conducir en forma segura

Para que disfrute de sus vacaciones le recordamos algunas consideraciones, que le aconsejamos tenga en cuenta antes de emprender un viaje en automóvil:
  • Controlar los frenos, neumáticos y luces de posición e iluminación de su auto.
  • Descansar antes de emprender viajes largos y hacer pausas cortas cada dos horas. Es conveniente no viajar de noche, ya que esto triplica el riesgo de accidentes.
  • No ingerir bebidas alcohólicas antes de viajar. Una mínima dosis de alcohol produce una disminución de los reflejos y aumenta el riesgo de accidentes.
  • Usar SIEMPRE el cinturón de seguridad tanto en la ruta como en la vía pública, en asientos delanteros y traseros.
  • Respetar los límites de velocidad establecidos, en especial los días de lluvia.
  • Evitar las distracciones mientras conduce, hablar por teléfono o escuchar música a volumen elevado, puede propiciar los accidentes.
  • No llevar bultos sueltos dentro de los habitáculos de los autos.
  • Llevar a su hijo en brazos en el asiento trasero no ofrece una adecuada protección para él. Los niños y bebés deben utilizar asientos especiales.
  • Usar las luces bajas encendidas de día como medida de prevención, esto aumenta la visibilidad del camino.
  • Indicar a los demás con señales claras y hechas a tiempo, los movimientos que se realizarán con el vehículo.
Asimismo, puede consultar para mayor información la reglamentación de tránsito en ruta, en la página web de la asociación civil "Luchemos por la Vida" (www.luchemos.org.ar). Además allí encontrará otras medidas preventivas que pueden ser de su interés antes de emprender sus vacaciones.

5. Consejos para viajes largos en avión

Si usted toma medicación:
  • Es recomendable llevar una cantidad suficiente de los medicamentos que Usted toma en su equipaje de mano. Consulte con su médico si usted debería cambiar sus dosis si sus horarios de comida y de sueño van a cambiar cuando llegue a su destino. Lleve suficiente medicamento para que le dure durante todo su viaje. Para evitar inconvenientes tenga medicación de más por si su vuelo es demorado.
  • Si Usted padece de diabetes o epilepsia lleve una tarjeta de notificación e identificación que pueda alertar en caso de alguna descompensación. Lleve anotados nombres y dosis de medicación que consume.
  • El aire en los aviones es seco, por lo tanto, tome bebidas sin alcohol, descafeinadas y agua para evitar deshidratarse.
Consejos para evitar o disminuir el "jet lag" (malestar por causa del desfasaje horario)
  • Duerma suficiente antes de salir de viaje.
  • No tome demasiado alcohol.
  • Coma balanceado y evite excesos.
  • Realice ejercicio al llegar a destino
  • Adáptese al horario nuevo siguiendo los horarios locales de comidas y de hora de acostarse.
La melatonina le puede ayudar con el "jet lag" pero es necesario consultar con su médico sobre este u otros productos herbales así como la conveniencia del uso de medicación. No se automedique.

Dolor de oídos:
Si a Usted le duelen los oídos al volar, pruebe tragar saliva con frecuencia o mascar chicle. Para los bebés aproveche para darle mamadera o chupete durante el vuelo. Consulte con su médico si es recomendable tomar medicación descongestiva (por ejemplo pseudoefedrina) antes de abordar el avión.

Prevención del tromboembolismo venoso
Aun a las personas sanas se les pueden formar coágulos de sangre en las piernas después de viajes largos
  • Muévase y camine cada hora o cada dos horas.
  • Evite las ropas ajustadas (cinturones)
  • Flexione y extienda los tobillos y rodillas periódicamente durante el viaje; evite cruzar las piernas; cambie frecuentemente de posición mientras está sentado.
  • Consuma líquidos frecuentemente para evitar la deshidratación.
  • Evite los agentes que favorecen la inmovilización (sedantes, hipnóticos, bebidas alcohólicas).
  • Utilice medias elásticas por debajo de la rodilla.
Otros consejos
Si su médico quiere que usted tome oxígeno mientras viaja, recuerde decirle esto a la aerolínea con bastante anticipación a su viaje. Debe coordinar con anticipación para la provisión de oxigeno en el lugar de destino como así también en las escalas entre vuelos..

Es peligroso volar inmediatamente después de haber buceado. Necesitará esperar entre 12 y 14 horas después de haber buceado. Pregúntele a su médico o a especialistas en buceo cuales son las pautas para volar después de bucear.
 
Utilizar protección solar contra los rayos ultravioletas A y B, aplicarla 30 minutos antes de exponerse al sol y renovar su uso cada dos horas.
     
Institucional
Trayectoria
Visión, Misión, Valores
Clínicas Propias
Premium Assistance
OMINT ART
Calidad Certificada
Avales OMINT
Responsabilidad Social
Sala de Prensa
Publicidades OMINT
Recursos Humanos
Novedades
Demos del Sitio
OMINT Brasil
Mapa de Sitio
Política de Confidencialidad
Defensa del Consumidor
Datos Impositivos
Facebook YouTube
Superintendencia de Servicios de Salud - Órgano de Control de Obras Sociales
y Entidades de Medicina Prepaga - 0800-222-SALUD - (72583) R.N.E.M.P. 1128/1336
Copyright 2010 OMINT S.A. de Servicios.
Design by BridgerConway