Premium Assistance I OMINT ART I Clínica del Sol I Clínica Santa Isabel I Clínica Bazterrica  
OMINT Trayectoria - Calidez Humana - Calidad Médica
Ingresar Crear cuenta
Newsletter Digital Inicio Contáctenos Preguntas Frecuentes Demo de Cartilla
Inicio / Servicios al Socio / Coordinación de Cuidados Médicos / Seguimiento de Enfermedades Crónicas / Programa de atención al paciente diabético
Servicios
al Socio
 
Seguimiento de Enfermedades Crónicas
Programa de atención al paciente diabético

1. ¿Qué es la diabetes?

La diabetes es una enfermedad crónica que aparece cuando el páncreas no produce insulina suficiente o cuando el organismo no utiliza eficazmente la insulina que produce. La insulina es una hormona que regula el azúcar en la sangre. El efecto de la diabetes no controlada es la hiperglucemia (aumento del azúcar en la sangre), que con el tiempo daña gravemente muchos órganos y sistemas, especialmente los nervios y los vasos sanguíneos.

Los distintos tipos de diabetes:

Diabetes de tipo 1iabetes tipo 1
, también llamada insulinodependiente, juvenil o de inicio en la infancia. Se caracteriza por una producción deficiente de insulina y requiere la administración diaria de esta hormona. Se desconoce aún la causa de la diabetes de tipo 1, y no se puede prevenir con el conocimiento actual. Sus síntomas consisten, entre otros, en excreción excesiva de orina (poliuria), sed (polidipsia), hambre constante (polifagia), pérdida de peso, trastornos visuales y cansancio. Estos síntomas pueden aparecer de forma súbita.

Diabetes de tipo 2, conocida en el pasado como no insulinodependiente o de inicio en la edad adulta. Se debe a una utilización ineficaz de la insulina. Este tipo representa el 90% de los casos mundiales y se debe en gran medida a un peso corporal excesivo y a la inactividad física. Los síntomas pueden ser similares a los de la diabetes de tipo 1, pero a menudo menos intensos. En consecuencia, la enfermedad puede diagnosticarse sólo cuando ya tiene varios años de evolución y han aparecido complicaciones. Hasta hace poco, este tipo de diabetes sólo se observaba en adultos, pero en la actualidad también se está manifestando en niños.

La diabetes gestacional es un estado hiperglucémico que aparece o se detecta por vez primera durante el embarazo. Sus síntomas son similares a los de la diabetes de tipo 2, pero suele diagnosticarse mediante las pruebas prenatales, más que porque el paciente refiera síntomas.

Deterioro de la tolerancia oral a la glucosa y alteración de la glucemia en ayunas son estados de transición entre la normalidad y la diabetes, y quienes los sufren corren mayor riesgo de progresar hacia la diabetes de tipo 2, aunque esto no es inevitable.

Consecuencias frecuentes de la diabetes:

Con el tiempo, la diabetes puede dañar el corazón, los vasos sanguíneos, ojos, riñones y nervios.
La diabetes aumenta el riesgo de cardiopatía y accidente vascular cerebral (AVC). Un 50% de los pacientes diabéticos mueren de enfermedad cardiovascular (principalmente cardiopatía y AVC).
La neuropatía de los pies combinada con la reducción del flujo sanguíneo incrementan el riesgo de úlceras de los pies y, en última instancia, amputación. La neuropatía diabética se debe a lesión de los nervios a consecuencia de la diabetes, y puede llegar a afectar a un 50% de los pacientes. Aunque puede ocasionar problemas muy diversos, los síntomas frecuentes consisten en hormigueo, dolor, entumecimiento o debilidad en los pies y las manos.
La retinopatía diabética es una causa importante de ceguera, y es la consecuencia del daño de los pequeños vasos sanguíneos de la retina que se va acumulando a lo largo del tiempo. Al cabo de 15 años con diabetes, aproximadamente un 2% de los pacientes se quedan ciegos, y un 10% sufren un deterioro grave de la visión.
La diabetes se encuentra entre las principales causas de insuficiencia renal. Un 10 a 20% de los pacientes con diabetes mueren por esta causa. En los pacientes con diabetes el riesgo de muerte es al menos dos veces mayor que en las personas sin diabetes.

2. Convivir con la enfermedad

Si bien el diagnóstico de esta enfermedad es importante, el pilar para sostener una vida saludable y no condicionada, es lograr que el enfermo sepa convivir con la enfermedad.

Convivir con la diabetes no significa vivir con limitaciones sino que, conociendo y siendo partícipe del tratamiento junto con el médico, se puede llevar adelante una vida activa y plena y evitar así complicaciones a largo plazo (por ejemplo: desórdenes de la visión, ceguera, cardiopatías, accidente cerebrovascular, fallas de riñón, amputaciones en los miembros inferiores, trastornos del embarazo, etc).

Síntomas

La diabetes es una enfermedad muy común pero poco diagnosticada, debido a que durante muchos años las personas pueden no tener síntomas. Por eso, es recomendable reconocer aquellos síntomas que pueden ser originados por tener en sangre valores de glucosa muy altos:

  • Micción frecuente.
  • Sed y hambre inusuales.
  • Pérdida de peso (incluso teniendo conservados el apetito y la ingesta de alimentos).
  • Visión borrosa.

La Asociación Norteamericana de Diabetes recomienda el test de glucosa en ayunas, al menos una vez cada tres años; o con más frecuencia, si la persona presenta diversos factores de riesgo para desarrollar diabetes, a todos los adultos mayores de 45 años y a todas las personas con un índice de masa corporal de mayor o igual a 25 y al menos uno de los siguientes:

  • Si no realiza actividad física en forma regular.
  • Padres o hermanos con diagnóstico de DBT.
  • Mujeres cuyos hijos tuvieron un peso mayor a 4 kg al nacer.
  • Mujeres que han presentado diabetes gestacional.
  • Personas con alteraciones en el colesterol: colesterol HDL menor a 35 mg/dl o triglicéridos mayor o igual a 250 mg/dl.
  • Personas con presión arterial alta: presión sistólica de 140 mmhg o más y diastólica de 90 mmhg o más.
  • Personas con enfermedad vascular (enfermedad coronaria, trastornos arteriales en las piernas y/o accidente cerebrovascular)
  • Si previamente tuvo un test de glucosa en ayunas alterado, aunque no lo suficiente como para diagnosticar diabetes.

Prevención

La diabetes es una enfermedad muy común pero poco diagnosticada, debido a que durante muchos años las personas pueden no tener síntomas. Por eso, es recomendable reconocer aquellos síntomas que pueden ser originados por tener en sangre valores de glucosa muy altos:

  • Alcanzar y mantener un peso corporal saludable.
  • Mantenerse activo físicamente: al menos 30 minutos de actividad regular de intensidad moderada la mayoría de los días de la semana; para controlar el peso puede ser necesaria una actividad más intensa.
  • Consumir una dieta saludable que contenga entre tres y cinco raciones diarias de frutas y hortalizas y una cantidad reducida de azúcar y grasas saturadas.
  • Evitar el consumo de tabaco, puesto que aumenta el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares.

Diagnóstico y tratamiento

El diagnóstico se puede establecer tempranamente con análisis de sangre cuyo costo es poco significativo.El tratamiento de la diabetes consiste en la reducción de la glucemia y de otros factores de riesgo conocidos que dañan los vasos sanguíneos. Para evitar las complicaciones también es importante dejar de fumar. Entre las intervenciones mas efectivas para el control de la enfermedad se encuentran:

  • El control de la glucemia. Los pacientes con diabetes de tipo 1 necesitan insulina, y los pacientes con diabetes de tipo 2 pueden tratarse con medicamentos orales, aunque también pueden necesitar insulina. 
  • El control de la tensión arterial. .
  • Los cuidados podológicos.
  • Cuidados preventivos de los ojos y los riñones

3. ¿Cómo acceder al Programa?

Los socios de OMINT con diabetes diagnosticada que quieran acceder a los beneficios del programa, deberán presentar el Formulario PRONADIA*, completo y firmado por su médico (clínico y/o diabetólogo), en cualquiera de nuestras sucursales o enviarlo por fax al: (011) 4808-2013 (opción 1), para ser dado de alta como paciente diabético en nuestros registros.

* Podrá obtener el formulario PRONADIA en cualquiera de nuestras sucursales, y/o a través de nuestra página web, registrándose como usuario e ingresando al link "Educación para pacientes". Una vez evaluado el formulario en OMINT, en el plazo de 2 a 3 días hábiles, podrá acceder a la medicación e insumos que requiera, mediante las siguientes vías:

Llamando al Call Center de Diabetes, de lunes a viernes (*) de 10 a 19:
Si Usted se encuentra en la región metropolitana de Buenos Aires: (011) 4248-9860 / 4288-3761 / 4248-9550 / 4202-8117. Fax: (011) 4248-9550. Si Usted se encuentra en el interior del país: 0800-999-0261.

E-mail: omint@proveersalud.com.ar (*) Los días viernes no se reciben pedidos de insulina.

Recuerde, antes de llamarnos tener a mano su receta médica para hacer el pedido. Para el caso de insulina y medicación, se requiere la entrega de receta original, correctamente confeccionada.

Asimismo, Usted puede concurrir con su receta, a la red de farmacias habilitadas para la provisión de insumos y medicamentos relativos al control y tratamiento de su diabetes.

Para cualquier aclaración sobre el programa, puede contactarse con el Equipo de Coordinación de Cuidados Médicos de OMINT, llamando al 4891-4922 de lunes a viernes de 9 a 17:30 o escribiéndonos un e-mail a: diabetes@omint.com.ar.

Recuerde consultar su cartilla online para conocer el listado de médicos clínicos y especialistas en nutrición y diabetes.

Información sobre el programa

El Equipo de Coordinación de Cuidados Médicos (ECCM) de OMINT, lleva a cabo el Programa de Atención Integral al Diabético, contemplando las necesidades de los pacientes, el médico y la familia, con el fin de ampliar y mejorar los servicios brindados en relación al control y al tratamiento de la Diabetes Mellitus, en el marco de lo previsto por el Programa Nacional de Diabetes: PRONADIA.

En este programa participan médicos, profesionales de distintas áreas de la salud, pacientes y familias, que abordan la enfermedad con una visión integral. Su principal foco es la generación de redes de comunicación lo suficientemente permeables como para que el paciente incorpore las herramientas necesarias a fin de desarrollar habilidades y estrategias para el adecuado control de su enfermedad. Pero, de manera primordial, tiene como objetivo que el paciente, conozca la diabetes y no tome una actitud de sometimiento y pasividad, sino que genere acciones de cambio para alcanzar niveles óptimos de calidad de vida.

A continuación, le detallamos las intervenciones y acciones que se realizan en el marco del programa:

  • Carnet del diabético, para contribuir con Usted y su médico al correcto control del tratamiento; constituye una ficha de control personal para sus registros.
  • Seguimiento personalizado de la evolución clínica, en aquellos casos que el cuadro lo requiera.
  • Provisión de insulina, sin cargo a domicilio, con tope mensual de acuerdo con su requerimiento de dosis*.
  • Provisión de Hipoglucemiantes orales con el 70% y entrega a domicilio sin costo adicional*.
  • Provisión de tiras reactivas y otros descartables, de acuerdo con los términos de la legislación vigente.
  • Información para pacientes a través de la página web, e-mail o charlas para pacientes y familiares.
(*) Esta modalidad de provisión les corresponde a socios con PMO a cargo de OMINT.

Listado de farmacias de diabéticos

4. Educación para pacientes

Algunos consejos para pacientes diabéticos
Un paciente diabético puede prevenir o retrasar las complicaciones de la diabetes.

Dieta
Una dieta personalizada, con un contenido de calorías adecuado, disminuye los niveles de glucosa en sangre, la resistencia a la insulina y también puede mejorar la presión arterial y los niveles de colesterol.

Ejercicio
La actividad física es una parte esencial en el cuidado del diabético; por ello, es importante mantener una rutina aeróbica varios días por semana. Es aconsejable, por ejemplo, realizar caminatas de 30 minutos, al menos 5 días por semana.

Evite el cigarrillo
El fumar multiplica el riesgo de sufrir una enfermedad arterial. El riesgo de infarto de miocardio y de muerte súbita es 40% mayor en fumadores; además, también aumenta el riego de daño renal.

Aspirina
El tomar aspirina en forma preventiva ha demostrado que reduce el número de infartos de miocardio, en un tercio de las personas con enfermedad coronaria conocida y en más de la mitad de las personas sin antecedentes de coronarios. De todos modos, es importante antes de tomar aspirina en forma preventiva, hablar con su médico debido a que también existen situaciones clínicas que la contraindican.

Controle la presión arterial y el colesterol
La presión arterial y el colesterol en personas diabéticas deben mantenerse por debajo de valores específicos. Su control previene muchas de las complicaciones de la enfermedad. Incluso con un buen valor de colesterol y de presión arterial es aconsejable reducir la ingesta de sal y de grasas saturadas, así como realizar actividad física regularmente y evitar la obesidad.

Proteja sus riñones
Durante el transcurso de la enfermedad, algunos diabéticos desarrollan hipertensión arterial y/o daño renal. En consecuencia, es aconsejable controlar la presión arterial, la función renal y la presencia de proteínas en la orina, en forma periódica.

Actualice sus vacunas
Además de las vacunas del calendario obligatorio, los diabéticos deben recibir una vez al año la vacuna antigripal; y la vacuna antineumocóccica.

Examine en forma regular su ojos
Es aconsejable que su oftalmólogo verifique si existe daño en su retina, una vez al año. La retinopatía diabética es una lesión frecuente que puede conducir a la ceguera, y que puede prevenirse y tratarse en forma temprana.

Examine sus pies
Controle sus pies en forma periódica con su médico. Tenga en cuenta que el control de cualquier lesión depende de verla en forma precoz, y que su vista puede estar afectada por la diabetes.Verifique si presenta callosidades, deformidades óseas, infecciones en uñas piel y manchas rojas en las zonas de apoyo. Si presenta ampollas o úlceras, acuda cuanto antes a su médico; no use remedios o vendajes caseros. Si se maneja con un podólogo, éste debe ser universitario, y preferentemente con experiencia en pacientes diabéticos.

Realice un control odontológico
Mantener en buen estado sus encías y dientes ayuda a controlar mejor sus niveles de azúcar en sangre.

Formulario PRONADIA

5. Test Findrisk

¿Qué riesgo tiene usted de desarrollar diabetes tipo 2?
Ingrese aquí para realizar el Test Findrisk y descúbralo.

Resultado del Test Findrisk según la puntuación adquirida:
  • Menos de 7 puntos: Riesgo bajo.
  • Entre 7 y 11 puntos: Riesgo ligeramente elevado. 
  • Entre 12 y 14 puntos: Riesgo moderado.
  • Entre 15 y 20 puntos: Riesgo alto.
  • Más de 20 puntos: Riesgo muy alto.

El Test Findrisk no puede reemplazar un diagnóstico facultativo. Por este motivo, debería consultar con su médico el resultado obtenido.

 
     
Institucional
Trayectoria
Visión, Misión, Valores
Clínicas Propias
Premium Assistance
OMINT ART
Calidad Certificada
Avales OMINT
Responsabilidad Social
Sala de Prensa
Publicidades OMINT
Recursos Humanos
Novedades
Demos del Sitio
OMINT Brasil
Mapa de Sitio
Política de Confidencialidad
Defensa del Consumidor
Datos Impositivos
Facebook YouTube
Superintendencia de Servicios de Salud - Órgano de Control de Obras Sociales
y Entidades de Medicina Prepaga - 0800-222-SALUD - (72583) R.N.E.M.P. 1128/1336
Copyright 2010 OMINT S.A. de Servicios.
Design by BridgerConway